Regresión N° 3 (Editorial text)

Traducción a cargo de un anónimo enviada al mail.


“The following pages are a call to common sense, a warning call against the continuous devastating clearing of forests, a desperate cry against the invasion of cobblestone, against houses of six or eight floors, against adulterated food and drinks, against the intellectual strain of universities and the unrelenting factory work. It is also a virulent diatribe against the thined and unhealthy air, against disease and the decay of races, and finally, it is a violent protest against the stupidity and illogicalities created by Civilization, a struggle against Science, Goddess of the present day, against Chemistry, against the Artificial.

We can live without railroads, without cars, without telegraphs and telephones, without balloons and prostitution, without pedophilia and tuberculosis.

We Just want a normal life, the exercise of Life, freedom in salvation can only be achieved through intergal Nature and the   abolition of cities, permanent source of inevitable epidemics.”

Henry Zisly, August 1899.

This paragraph was taken from “Towards the conquest of the natural state” written by Zisly, one of the most important representatives of the “Naturien Movement”, pioneers of anarchism and precursors of libertarian naturism in France. The Naturiens (as they called themselves) defended nature and loathed civilization. They saw it and industrial progress as a violent crash into the technological abyss, the adoption of alienation and the distancing from the natural, wild and primitive. It is quite impressive that more than 100 years after what was said by Zisly, the Naturien position, with respects to the criticism of civilization, remains current. His words and his attitude of rejection of the artificial is what we claim, revive and remember.

This is the third issue of the magazine against techno-industrial progress, “Regresión”, a notebook edited and published biannually. The aim of this magazine, as explained in its first issue, is the diffusion of anti-technological criticisms and the defense of wild nature, a defense with violent means that can be undertaken in the present. A defense that, when accomplished, undoubtedly positions the actors as individualists conscious of their reality, desiring to negate and destroy it.

In “Regresión”, we posit individualist extremism as our essence. This is our position when confronted with modern civilization that propagates humanist values and progress, values that are leading us toward the technological cliff. The social dynamics that we are under in this complex system often absorb us as individuals. They make us participate in the mass, in destructive consumerism and the routine life of slaves. We have decided, however, to resist this tide, to resist clandestinely and accept our contradictions from which we sustain ourselves and form ourselves as true individuals and unique subjects. One of our goals that we are trying to achieve in the present is to resist and negate the life imposed on us from childhood and to create a simple and secluded life for ourselves as far away from modern cultural influences as possible. But to make this life for ourselves, far away from big cities and within the depths of nature, it is necessary on occasion to have money, money that we would prefer to steal from wherever we can or to acquire it in the hundreds of possible criminal ways that exist rather than enslave ourselves in life as subordinates as is the case with most people. Having clarified this, that’s why the editorial group of this magazine sympathizes with the re-appropriation of money for concrete ends that helps people live a dignified life, without consideration concerning who has to be shot to acquire it. If an employee doesn’t hand over the boss’s money, he has forfeited his right to live. He is defending his master’s crumbs like a dog. He deserves a punch in the face or a bullet to the head. Similarly, the businessperson, owner, or executive who does not comply with the exigencies of the thief merits the same treatment or worse.

There is no mercy as well in these acts. It is all or nothing, it’s the extremism that we speak of without equivocation. If the money is needed for any individualist extremist end, it should be taken without regard for consequences. It should be mentioned here that money is not everything, but we say all of this as realists. In this world governed by large corporations, it is necessary at times to acquire money to achieve certain ends and acquire certain means. Working is not an option to obtain these resources, but obtaining them by fraud, robbery, or theft is. Our ancestors who saw their way of life affected by the expansion of Mesoamerican and Western civilizations also had to do these things when necessary (pillaging, theft, deception, robbery and/or murder). We are only fulfilling our historical role as inheritors of that fierce savagery.

For the spread of delinquency and terrorism that satisfies individualist instincts!

For the extreme defense of wild nature!

For the physical and moral attack on the structures of civilization!

Long live Wild Reaction and all groups that violently confront modern technological society!

Spring 2015

Regresión (Notebooks against techno-industrial progress)

Wild Reaction – Coyote Skin Cloak Faction

Anuncios

Lecciones dejadas por los antiguos: La batalla del “Pequeño Gran Cuerno”

Articulo tomado de la revista Regresión número 3.


La batalla del Pequeño Gran Cuerno o “Little Big Horn”, fue uno de los episodios más penosos para el ejército estadounidense, episodio histórico enmarcado dentro de las llamadas “Guerras Indias”. En la batalla, los nativos americanos liderados por el jefe Siux Tasunka Wikto o Caballo Loco, el jefe espiritual Lakota Toro Sentado, el jefe Dos Lunas de los Cheyennes, entre otros, lograron una derrota aplastante en contra de los invasores blancos; lo que viene es un rápido recorrido de una de las tantas historias de resistencia a muerte en contra de la civilización y el progreso, la cual, nos deja una muy buena lección.

Pequeño Gran Cuerno era llamado a un rio dentro de los territorios del estado de Montana, Estados Unidos, la zona vecina de Black Hills había sido ocupada mayoritariamente por colonos blancos al encontrar en sus cercanías, minas repletas de oro. En el año de 1876, el gobierno estadounidense intentó comprar las tierras para su explotación, lo que molestó a muchos nativos que aun vivían en la zona. El decreto del gobierno se difundió por esos territorios, dando solo dos opciones a los ancestrales dueños de esas tierras, o vendían sus tierras para ser asignados en una reserva o serian infractores de la ley, muchos eligieron la segunda. Fue así como la resistencia comenzó a consolidarse.

El gobierno dio a los aborígenes un plazo para que abandonaran sus milenarias tierras, al expedirse la fecha y desobedeciendo los mandatos, unidades militares comenzaron a desalojar por la fuerza varios campamentos, la gente de Dos Lunas y de Caballo loco resultaron agredidas y tuvieron que abandonar sus posiciones, fue cuando acudieron al quien en ese entonces se le consideraba el gran jefe espiritual, con mayor influencia en toda la comunidad nativa, Toro Sentado.

Este jefe Lakota hizo un llamamiento a la unidad de otros clanes para defenderse de la amenaza europea, así un tipo “Tlatol” se celebró al mando de mencionado jefe tribal, según las crónicas unos quince mil naturales asistieron a la reunión.

Se dice que Toro Sentado al ver a tanta gente reunida levantó una plegaria, en donde le pedía a Wakan Tanka (según la cosmovisión de los Siux, el Gran Espíritu), que la cacería fuera buena para su pueblo, y así los hombres fueran fuertes e imbatibles. Para que esto llegara a suceder, Toro Sentado hizo la Danza del Sol, en la cual danzó dos días y dos noches sin comida ni agua, orando y observando los movimientos solares. Al final de la danza, el líder espiritual tuvo una revelación, veía una gran cantidad de soldados blancos y nativos caer del cielo, según él, los soldados caídos eran ofrenda para Wakan Tanka, por lo que los guerreros nativos debían asesinarlos pero sin tomar sus armas, caballos o cualquiera de sus pertenencias, de hacer caso omiso a esta regla, los nativos la pasarían mal.

Con el ánimo incandescente, los jefes tribales como Caballo Loco reunieron a sus hombres y partieron en busca de la ofrenda para Wakan Tanka, para al mismo tiempo defender sus tierras de las cuales no se irían sin dar batalla. El 16 de Junio un grupúsculo de guardias nativos divisó de entre las montañas una columna de 1,300 hombres blancos e indios aliados cerca de su campamento en la zona de Rosebud, quien dirigía a los soldados era el teniente George Crook.

Sigue leyendo

Regresión N° 3

Recibimos al mail y difundimos.


R3

Editorial.

“Los párrafos que siguen son un llamado al sentido común, un grito de alarma contra el desmonte continuo y devastador de los bosques, es un clamor desesperado contra la invasión de la tisis, contra las casas de seis u ocho pisos, contra los alimentos y bebidas adulterados, contra el cansancio intelectual de las universidades y el trabajo atrofiador de las fábricas. Es también una virulenta diatriba contra el aire enrarecido y malsano, contra las enfermedades y decadencia de las razas, y por último,  es una propuesta violenta contra las estupideces y los ilogismos creados por la civilización, es una lucha contra la Ciencia, diosa del día, contra la Química, contra lo artificial.

Nosotros podemos vivir sin ferrocarriles, sin automóviles, sin telégrafos y teléfonos, sin globos ni prostitución, sin tuberculosis ni pederastia.

Queremos simplemente una vida normal, es decir, el ejercicio de la vida, la libertad en la Naturaleza integral. La salud solo puede lograrse con la abolición de las ciudades, focos permanentes, inevitables, de epidemias.”

Henry Zisly, Agosto 1899.

Este párrafo fue tomado de “Hacia la conquista del estado natural” escrito de Zisly, uno de los más importantes representantes del “Movimiento Naturien”, pioneros del anarquismo y precursores del naturismo libertario en Francia, Los Naturianos (como se hacían llamar) defendían la naturaleza y detestaban la civilización, ellos veían en ella y en el progreso industrial, una violenta caída al abismo tecnológico, la adopción de lo ajeno y el alejamiento de lo natural, lo salvaje y lo primitivo. Es impresionante que a más de 100 años de lo dicho por Zisly la postura Naturiana respecto a la crítica en contra de la civilización siga vigente, sus palabras y su actitud de rechazo a lo artificial es lo que reivindicamos, rescatamos y recordamos. Sigue leyendo

El lugar de las siete cuevas

El lugar de las siete cuevas

7

Trabajo editorial entre Ediciones Aborigen y Revista Regresión.


El “chicomoztok” o “siete cuevas” es un códice que ilustra la historia de la posesión de las tierras de Cuauhtinchan, elaborado quizás entre los años de 1532 y 1590.

Lo que interesa de este códice es la representación que hicieron los antiguos sobre los grupos cazadores-recolectores nómadas del Norte de México, su modo de vida, utensilios de caza, alimentos, la guerra, la vestimenta, los atributos culturales, entorno, etc.

Reeditamos el articulo “Historia tolteca-chichimeca” tomado de la revista “Arqueología mexicana” edición especial 54. La cual es una información dada desde el punto de vista antropológico, arqueológico e histórico. Y aunque a simple vista se puede argumentar que el códice es una representación de la llegada de los civilizados toltecas a las cuevas de salvajes chichimecas, el Chicomoztok y su significado puede ser entendido desde varias perspectivas.

En Reacción Salvaje (RS), entendemos al Chicomoztok como aquel lugar aislado de la civilización, sitio el cual era arribo de diversas tribus salvajes nómadas, por lo cual representa la salvaje y la vida plena que gozaban nuestros antepasados antes de ser atraídos a adoptar la vida sedentaria.

Es una mirada al pasado que tiende a la regresión, y al recuerdo de aquello que hemos ido perdiendo poco a poco.

Simboliza aferrarnos a nuestro pasado primitivo y por ende a la defensa extrema de la naturaleza salvaje, el fuego iniciador que incita al conflicto individual y grupal contra lo que representa artificialidad y progreso.

Muchos investigadores han tratado de encontrar ese lugar llamado “siete cuevas” (1) (2), pero hasta ahora es un lugar perdido en la zona que comprendía hace siglos la llamada “Gran Chichimeca”. Ese lugar oscuro y sombrío, es donde se esconde la esencia salvaje, donde anida la historia jamás contada, memoria de innumerables vivencias, aventuras y conflictos que el invierno se llevó con las cenizas de los aborígenes teochichimecas, lugar que nosotros, los grupúsculos de RS recordamos paganamente mientras nos escondemos a simple vista o en la clandestinidad y el anonimato terrorista.

*Como información adicional y para una mejor comprensión del tema, reeditamos también el articulo “la Gran Chichimeca” volumen IX numero 51, de la misma revista de investigación.

Grupúsculos:

Tinta de Carbón

Manto de Piel-Coyote

R.S.

Algunas respuestas sobre el presente y NO del futuro

Comunicado de Reaccion Salvaje en respuesta a la critica de “Ediciones Isumatag” en formato PDF, pronto en formato texto.


Algunas respuestas sobre el presente y NO del futuro
Pachuca, Hidalgo a 13 de Noviembre de 2014.
A manera de comunicado, algunos grupúsculos de “Reacción Salvaje” (RS), darán respuesta al texto “Algunas ideas sobre el presente y el futuro” de “Ediciones Isumatag” (EI), publicado en su blog el 6 de octubre del presente año.
Al mismo tiempo, con este escrito evidenciamos, la diferenciación existente entre los críticos del sistema tecnológico-industrial, específicamente entre los que se empecinan y defiende la creación de un “movimiento organizado capaz de contribuir al derrocamiento de tal sistema”, y los que como nosotros, no buscamos eso, sino mas bien, atacar desde el presente el desarrollo del progreso de dicho sistema, tendiendo a desestabilizarlo.
Con este texto, no pretendemos en nada comenzar con el estéril y nada práctico debate sobre estrategias futuras o presentes que se “tienen que” tomar ante el sistema tecnológico-industrial. Cada uno decide por qué vereda caminar, lo que viene es solo una rápida exposición de nuestra tendencia con respecto a este tópico. Los inteligentes que tienden a lo salvaje sabrán muy bien analizar y criticar este comunicado.

Algunas respuestas sobre el presente y NO del futuro

Revista Regresión nº 2

r2REGRESION2

Editorial

Hace ya un poco menos de medio año que salió públicamente la revista Regresión, en ese entonces hicimos un llamado a continuar con la guerra en contra de todo aquello que represente progresismo y artificialidad, visto que comenzó un resurgimiento de grupos de corte terrorista que se proclamaban hostiles hacia el sistema tecnoindustrial en México.

Para nuestra sorpresa para principios de Agosto de este mismo año, el grupo terrorista “Individualidades tendiendo a lo salvaje” y diez grupos más (que anteriormente se había atribuido (o no) ataques con fuego y/o explosivos en varios blancos), se unieron para dar paso a un solo grupo, el grupo fue llamado “Reacción Salvaje”. Su primer comunicado desglosado en cinco secciones, hacía gala de una cargada crítica a la tecnología y a la civilización, advirtiendo que no tendrían ninguna consideración con civiles durante ataques perpetuados. Un mes después, en Septiembre, como es de costumbre la prensa comenzó a especular y en diferentes medios impresos y digitales aparecía la noticia “aparece nuevo grupo radical, amenaza con ataques terroristas”.

Las alarmas se prendieron en el gobierno federal, pues según ellos, se podrían suscitar ataques durante las fiestas patrias (15-16 de septiembre), o en la marcha del 2 de octubre.

La preocupación del accionar de este grupo, así como otras amenazas como el narco, la violencia callejera, la inconformidad social, entre otras, hicieron que en plena festividad del “grito de independencia” en el zócalo de la ciudad de México, donde el presidente se presenta para gritar su repetitivo vitoreo, se implementaron minuciosos chequeos policiales, inclusive a niños y carriolas. Por esto, los izquierdistas defensores de los derechos humanos, pegaron el grito en el cielo exigiendo (como siempre) al gobierno, una explicación sobre su actuar “abusón”, el estado se sacó de la manga el pretexto de que para ese chequeo extremo tenía un permiso federal.

El nerviosismo en el gabinete de seguridad tras una amenaza terrorista estaba presente, y ese día lo evidenciaron de esa forma.

Sigue leyendo

Regresión (texto editorial)

Reproducimos el texto editorial de la revista Regresión.  

¿Porque y para quien es “Regresión”?

Regresión es una publicación con contenido crítico hacia los valores y bases materiales del sistema tecnoindustrial. Primeramente difundimos este tipo de ideas (por medio de internet y de mano en mano), no para que otros adopten la misma postura que nosotros, no esperando a tener simpatizantes, ni para que acepten nuestro discurso aquellos que se dicen “radicales y revolucionarios”, publicamos estos textos porque tenemos algo que decir, porque dentro de tanta hipocresía, mentiras, e idealizaciones, urge gritar la Verdad.

Es de vital importancia recalcar que, aunque estos textos estén al alcance de todos, no son aptos para toda la sociedad en general, esto es un aporte desde nuestra individualidad a las pocas personas que se atreven a pensar más allá de la típica critica “revolucionaria y radical”, para los que han comprendido que la raíz más profunda de todos los males es el sistema tecnoindustrial y la civilización que lo perfecciona, es para aquellas personas que dejaron atrás las utopías de las viejas ideologías de antaño y asumen su papel como individuos dentro de esta compleja realidad, es para aquellos individuos que se cansaron de hablar, de leer y de ser “espectadores críticos”, para aquellos que la teoría es solo una parte de la base de sus actos contra el sistema; y, más que nada, el contenido de estos “cuadernos” son para esas pocas personas que están ya familiarizadas con este discurso y practica, y para los que apenas la van conociendo, esperamos ser explícitos en lo que se plasmará.

¿Por qué regresión?

Sigue leyendo