Relancemos la lucha contra la nocividad

El siguiente es un texto de los eco-anarquistas italianos Billy, Costa y Silvia, los cuales están en pleno proceso legal después de haber llevado a cabo un intento de sabotaje en contra de IBM en Suiza en 2010.

El texto esta traducido por “Anonimxs Libertarixs” y “Matar o Morir Ediciones”, igual que estos últimos, El Tlatol expresa que tiene ciertas diferencias con los escritores de “Relancemos la lucha contra la nocividad” en varios tópicos, pero que sin embargo lo publicamos aquí porque se nos hace importante dar cabida a los actos violentistas en contra del sistema tecnoindustrial.


Relancemos la lucha contra la nocividad

Han pasado cinco años desde que fuimos arrestadxs en Suiza cuando la policía en un puesto de control en el paso Albis, cantón de Zurich, encontraron en nuestro auto explosivos, latas de gas propano, bidones de gasolina y varias copias de una reivindicación por parte del Frente de Liberación de la Tierra Suiza. El objetivo del ataque era “”, una estructura que en ese momento estaba en construcción, propiedad de  en colaboración con , la Escuela Politécnica Federal de Zúrich.

El juicio tuvo lugar un año y medio más tarde, donde se nos acusó de: preparación de incendio intencional, ocultar y transportar material explosivo y comercio no autorizado (importación) de explosivos. El fiscal federal Hansjörg Stadler exigió penas de 3 años y 4 a 8 meses, ampliamente aceptados por el juez federal Walter Wütrich. El tribunal confirmó todos los cargos, excepto el de tráfico ilícito (importación) de explosivos, del que fuimos absueltxs.

Paralelo a esto, el fiscal de Turín había iniciado una investigación a fondo de los cartuchos de explosivos que las autoridades suizas nos habían encontrado para averiguar de dónde provenía el material. Cuando se completó la investigación, el fiscal Enrico Arnaldi Di Balme emitió tres cargos más contra nosotros: actividad terrorista involucrando dispositivos explosivos letales, posesión y transporte de explosivos en espacio público y recepción de bienes robados (explosivos), todos los cargos con agravantes de “fines terroristas”.

En estos últimos 5 años, nuestro análisis del presente se ha reconfirmado, y por lo tanto nuestras creencias anarquistas y ecologistas simplemente se han fortalecido. Las nano-biotecnologías son la última ruta marcada por el sistema tecno-industrial capitalista en el saqueo y devastación de la Tierra. Estos caminos, como todos los anteriores (acordémonos de la era industrial), están presentados como milagros que podemos imaginar fácilmente destinados a convertirse en una pesadilla. Estas tecnologías surgen del cambio de visión del mundo que la era de la informática ha traído consigo, suplantando la visión mecanicista de las palancas y engranajes con una visión matemática hechas de bits de información en la que la realidad debe ser capaz de encajar en un algoritmo. Esta nueva visión se ha arraigado ya que se adapta mejor a las exigencias del presente sistema. Afirmando que ha abierto posibilidades insospechadas hasta ahora por la ciencia para llevar a cabo lo que el tiempo y el auto-canibalismo del sistema están presionando con urgencia a hacer: todo lo apropiado en el universo descomponerlo en sus más pequeños componentes infinitesimales, en “bits”.

En otras palabras, lograr alguna unidad básica universal con la que los científicos puedan reducir la totalidad de lo existente a un nivel de intercambiabilidad y equivalencia de manera que a través de la ingeniería de esta nueva (inaccesible hasta ahora) materia prima sea capaz de hacer cualquier cosa en el universo utilizable para las necesidades de energía. Estas tecnologías son, por lo tanto, los pilares sobre los que el sistema será capaz de volver a organizar los procesos de producción y suministro que son vitales para su crecimiento, un crecimiento infinito en un planeta que ya ha sido saqueado más allá de los límites de sus posibilidades. Y, como en el caso de los OMG (Organismos Genéticamente Modificados), la convergencia de las ciencias es la última promesa de una tendencia de desarrollo que se supone hacer frente a la crisis ecológica a la que el mismo progreso ecocida nos ha llevado.

Como hemos escrito antes,  se hizo operativa inaugurándose un par de meses antes de nuestro juicio en Suiza. Durante casi tres años ha estado ofreciendo 950 metros cuadrados a la colaboración en la investigación básica de nuevos materiales y elementos de construcción nanométrica. Este sitio permitirá a los investigadores de ,  y sus socios impulsar el conocimiento y sobre todo las posibilidades de aplicación de la nanotecnología que van más allá, mucho más allá, que el uso actual alcanzado entre los cosméticos, neumáticos o la nanotecnología en aerosol. Esto es lo que el director de la estructura, Matthias Kaiserswerth, promete. Para nosotrxs, aunque  o  se enorgullecen de tener en las manos un laboratorio único en el mundo – y en cierto modo tienen razón – la realidad es que los lugares en donde se están alentando a la ingeniería y a la manipulación de la vida y el planeta son muchos, y lo más importante, que son un poco en todas partes. Desde los centros de investigación de las empresas multinacionales a las universidades, desde centros científicos hasta las instituciones de investigación científica internacionales: este mundo se mueve en paralelo a la realidad que conocemos, planificando y construyendo un futuro que se nos impone, algunos de cuyos aspectos ya podemos ver a nuestro alrededor. Este mundo tiene un nombre y una dirección.

A través de los años hemos sentido cada vez más la necesidad de tratar de construir luchas contra este desarrollo, a partir de la comprensión de cómo la bio y la nanotecnología son indispensables para el sistema y su potencial daño. Cabe aclarar que esta nocividad no es tan dañina para la salud humana o el medio ambiente como la relación entre el poder y la tecnología que se traduce en la remodelación/reemplazo/destrucción de los ecosistemas y la vida. Es un concepto mucho más amplio de nocividad directamente vinculado a nocividad en su conjunto: el propio sistema. Sentimos esta urgencia y dado el avance del sistema tecnológico industrial, estamos convencidxs de que esta debe traducirse en una crítica radical, que no puede ignorar el contexto económico y social de la que estas nocividades son tanto un producto como una necesidad. A su vez, esta crítica debe ser capaz de transformar los océanos de tinta y palabras necesarias para expresar y desarrollar una lucha y acción directa. Así que seguimos convencidxs de la necesidad de desarrollar luchas ecológicas radicales contra este sistema tecno-industrial mortifero, pero queremos señalar que la lucha tiene que ser vista como una posibilidad real de poner todo en duda, y no un espacio en el que encontrar un rol en el teatro político u ofrecer alternativas “eco-sustentables” al sistema.

Lo que vemos es cómo los lugares de poder tecno-científico están descentralizados y molecularizados en una constelación de intereses y proyectos ultra específicos, aunque todos estos siguen estando necesariamente interconectados. Intervenir y golpear donde más duela es menos evidente y fácil de entender. Una fuente continua de inspiración en este sentido está representado por aquellxs que en el mundo siguen sintiendo la urgencia de la lucha, llevando adelante proyectos, campañas y movilizaciones en defensa de lo que se sienten parte, y el sabotaje y ataque contra esos engranajes que componen el sistema industrial capitalista y tecno-científico patriarcal.

Sabemos que posicionarse en el camino de la lucha probablemente signifique tener que hacer frente a la represión, tarde o temprano, y no hay escape de eso. Lo que se puede y se debe evitar es dejar solxs a lxs que han sido golpeadxs por la represión. El apoyo a lxs presxs es algo que no se puede olvidar, y además de la solidaridad y el apoyo básico que es tan importante y fundamental para llevar a cabo las luchas por las que lxs compañerxs están pagando. En lo que a nosotrxs respecta, ahora fuera de estos muros, realmente apreciamos los esfuerzos de tantas personas que han organizado eventos e iniciativas en los últimos meses. Así como el calor del apoyo inmediato necesario que le han dado espacio a nuestro caso, sobre todo en cuestiones sobre las que queremos discutir y expresar nuestros sentimientos. Esto para nosotrxs es fundamental.

El 23 de abril se fijó la fecha para la audiencia preliminar, donde se decidirá si este juicio “déjà vu” se llevará a cabo. Por nuestra parte, no estamos tan interesadxs en llamar la atención sobre nuestro caso concreto y el juicio contra nosotrxs, sino más bien deseamos ser capaces de convertir este momento en una oportunidad, incluso para la movilización, para plantear estas cuestiones que sentimos y tenemos en común.

No poner la represión en el centro de las cosas, pero actuar sin delegar en otrxs, en contra de la bio y la nanotecnología, la energía nuclear y todas las demás formas de nocividad producida por este sistema de muerte, contra el actual momento de aniquilación y devastación.

Por la Liberación de la Tierra, por la Liberación Animal.

Billy, Costa y Silvia.

Febrero de 2015

Para contactar: info@resistenzealnanomondo.org

http://www.resistenzealnanomondo.org

http://www.silviabillycostaliberi.noblogs.org

Traducción “Anonimxs Libertarixs” y “Matar o Morir Ediciones”*

 


*NOTA A.L.:

Matar o Morir ediciones ha colaborado con la traducción del texto aclarando que sostienen ciertas diferencias teórico-prácticas con el contenido del mismo.

La traducción se hizo del inglés y el italiano y las siglas (palabras) tachadas las pusimos nosotrxs A.L.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s