Regresión N° 3

Recibimos al mail y difundimos.


R3

Editorial.

“Los párrafos que siguen son un llamado al sentido común, un grito de alarma contra el desmonte continuo y devastador de los bosques, es un clamor desesperado contra la invasión de la tisis, contra las casas de seis u ocho pisos, contra los alimentos y bebidas adulterados, contra el cansancio intelectual de las universidades y el trabajo atrofiador de las fábricas. Es también una virulenta diatriba contra el aire enrarecido y malsano, contra las enfermedades y decadencia de las razas, y por último,  es una propuesta violenta contra las estupideces y los ilogismos creados por la civilización, es una lucha contra la Ciencia, diosa del día, contra la Química, contra lo artificial.

Nosotros podemos vivir sin ferrocarriles, sin automóviles, sin telégrafos y teléfonos, sin globos ni prostitución, sin tuberculosis ni pederastia.

Queremos simplemente una vida normal, es decir, el ejercicio de la vida, la libertad en la Naturaleza integral. La salud solo puede lograrse con la abolición de las ciudades, focos permanentes, inevitables, de epidemias.”

Henry Zisly, Agosto 1899.

Este párrafo fue tomado de “Hacia la conquista del estado natural” escrito de Zisly, uno de los más importantes representantes del “Movimiento Naturien”, pioneros del anarquismo y precursores del naturismo libertario en Francia, Los Naturianos (como se hacían llamar) defendían la naturaleza y detestaban la civilización, ellos veían en ella y en el progreso industrial, una violenta caída al abismo tecnológico, la adopción de lo ajeno y el alejamiento de lo natural, lo salvaje y lo primitivo. Es impresionante que a más de 100 años de lo dicho por Zisly la postura Naturiana respecto a la crítica en contra de la civilización siga vigente, sus palabras y su actitud de rechazo a lo artificial es lo que reivindicamos, rescatamos y recordamos.

Esta ya es la tercera entrega de estos cuadernos contra el progreso tecnoindustrial “Regresión”, cuadernos que son editados y publicados en línea cada medio año, los cuales –como se explicó en el primer número– tienen como finalidad la difusión de las críticas contra-tecnológicas y la defensa de la naturaleza salvaje, aquella defensa que se da con medios violentistas, medios que se pueden tomar desde el presente, actos que cuando alguien los lleva a cabo se posiciona indudablemente como un individualista consiente de su realidad, deseoso de negarla y destruirla.

En “Regresión” remarcamos como parte de nuestra esencia, el extremismo individualista, que es la consecuente postura frente a la civilización moderna difusora de los valores humanistas que tienden al progreso, y que nos están llevando al despeñadero tecnológico.

Las dinámicas sociales a las que estamos sometidos dentro de este complejo sistema, muchas veces nos absorben como individuos, nos hacen participes de la masa, del devastador consumismo y de la rutinaria vida de esclavos en las urdes, pero nosotros hemos decidido resistir esos embates, resistir desde la clandestinidad y aceptar en lo cotidiano nuestras contradicciones de las cuales nos retroalimentamos y nos formamos como verdaderos individuos, sujetos únicos.

Resistir y negar la vida impuesta desde pequeños y formarnos una vida sencilla y lo más alejadamente posible de aquellos lineamientos y esquemas culturales modernos, es una de las finalidades que se concreta desde el presente. Pero para formarnos esa vida que queremos, alejada de las grandes ciudades y adentrada en la profundidad de la naturaleza, conlleva en algunas ocasiones requerir dinero, dinero que preferiríamos robarlo de cualquier lugar u obtenerlo por medio de las cientos de formas delincuenciales que existen, antes que esclavizarnos a la vida de subordinados que la mayoría de personas lleva. Así de claro, es por eso que el grupo editorial de esta revista, siente simpatía por la reapropiación del dinero para fines concretos que lleven a tener una vida digna de vivir, sin importar a quien se dispare cuando el dinero no es entregado, porque cuando un empleado no entrega el dinero del patrón, este no merece la pena que siga viviendo, defiende como un perro obediente las migajas del amo, así que merece una puñalada o una bala en su cuerpo, igualmente, cuando el empresario, dueño o ejecutivo del negocio no cumple las exigencias del ladrón, también se merece lo mismo o algo peor.

No hay misericordia tampoco en estos actos, es todo o nada, es del extremismo del que hablamos sin tapujos, si es que ese dinero hará falta para algún fin del extremista individualista, este lo debe tomar pase lo que pase. Aquí cabria mencionar que para nosotros el dinero no lo es todo, esto lo decimos de una forma realista, en este mundo regido por grandes corporaciones económicas, en algunas ocasiones es necesario obtener dinero para cubrir ciertos fines y/o medios, para nosotros obtenerlo trabajando no es una opción, obtenerlo por fraude,  asaltando o estafando sí.

Aquellos antepasados que vieron afectados sus modos de vida por la expansión de las civilizaciones tanto mesoamericanas como occidentales, tuvieron que actuar también en su momento de esta forma (depredación, rapiña, engaño, robo y/o asesinato), nosotros solo cumplimos nuestro rol histórico como herederos de esa fiereza salvaje.

¡Por la proliferación de la delincuencia y el terrorismo que sacie los instintos de los individualistas!

¡Por la defensa extrema de la naturaleza salvaje!

¡Por el atentar físico y moral contra las estructuras de la civilización!

¡Viva Reacción Salvaje y todos los grupos que se posicionan violentamente contra la moderna sociedad tecnológica!

Primavera 2015

Regresión (cuadernos contra el progreso tecnoindustrial)

R.S. – G.M.P.C.

Regresión 3

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s