Its y los incendiarios de Saltillo

El siguiente texto fue tomado de la ahora inexistente revista Rabia y Acción N° 8, habla sobre los ataque incendiarios que se suscitaron en 2009, 2010 y 2011 en la ciudad de Saltillo en Coahuila.

Dichos ataques fueron una seguidilla de incendios principalmente en contra de automóviles estacionados sobres las urbes. Lo que nos llama la atención es lo que dio  el grupo Individualidades tendiendo a lo salvaje  en su último comunicado: “cabría mencionar que, en el año 2011 el grupo Its (recién formado) estaba probando variados modus operandi (de entre los conocidos, también probamos ataques incendiarios contra automóviles y maquinaria de construcción, empresas e instituciones en Coahuila, Guanajuato, Veracruz y Estado de México, hasta que decidimos centrarnos en el terrorismo y no en el sabotaje), algunos fueron exitosos y otros no”

¿Será quizás que el grupo en cuestión estuvo inmiscuido en este tipo de actos?

¿Quizás con esto que dijo estuvo reivindicando estos actos de una manera indirecta como era su costumbre?

No lo sabremos hasta que el grupo lo acepte o diga lo contario, de todas maneras publicamos este texto.


…Y Saltillo sigue ardiendo

saltillo 3

Noviembre 2010

Más de 70 autos quemados son el resultado de ataques incendiarios que la policía los resume como  “ataques entre pandillas rivales” desde que estos sucesos empezaron en diciembre del 2007.

El fuego no solo se ha extendido por todos los autos objetivos de los ataques, sino también a comercios, teléfonos y fachadas de casas.

La preocupación y la desesperación de la autoridad en turno se hicieron notar cuando crearon  a principios de este año la Policía Investigadora del Estado, órgano entrenado de la policía en operaciones especiales, que se encargaría de dar resultados concretos en contra de los famosos “Pirómanos de Saltillo”.

Después de que se gestaran y desarrollaran las investigaciones con respecto al caso, vinieron las acostumbradas detenciones, pues el 19 de marzo de este año  (2010) policías de negro, encapuchados y armados con rifles de alto poder al mando de Domingo Gonzales Favela, Fiscal Ministerial de Investigación y Operación Policial, presentarían a los “responsables directos” de los ataques incendiarios que eran la principal amenaza del gobierno norteño.

Uno de los detenidos como acostumbradamente está en México, ya había estado antes detenido el 13 de noviembre del 2009 por ser presuntamente el responsables de la quema de autos, pero fue liberado horas después porque la policía sembró bombas molotov en su carro para que la gente pensara que la ola de atentados se había acabado por la “valerosa” intervención policiaca.

Como ya dijimos en México se está muy acostumbrado a que vuelvan a encarcelar a alguna persona que ya estaba en la lista negra de las investigaciones policiacas  y eso también lo pudimos ver en el caso de Ramses Villarreal, aquel estudiante de la UAM que  fue detenido después de las explosiones de septiembre del año pasado (2009), que por ser anteriormente detenido en disturbios y expulsado de una UNAM por sabotaje, fue encarcelado porque la policía pensó que él era uno de los responsables de los atentados con bomba. Una cosa así paso con los detenidos en Saltillo, cuatro hombres mayores de edad fueron presentados, y se hablaba que podrían pasar hasta 15 años de prisión.

Los periódicos lo anunciaban como “Se acabó la pesadilla”, “Detienen a pandilleros” y pestes de esas, pensaron que las personas presas eran las verdaderas responsables de los ataques incendiarios. Se hablaba de pandillas que se dedicaban a quemar autos de barrios rivales y que después el “placer” de incendiar se apoderaría de ellos al estar borrachos y se salían a quemar autos. Decían que las autoridades estaban haciendo un “buen” trabajo al hacer investigaciones de ese tipo, donde hubiera encarcelados y culpables. Pero poco les duraron los elogios y los aplausos de la sociedad sumisa.

La noche del 22 de marzo, tan solo a 3 día de que la policía especializada en este caso apresara a cuatro “sospechosos” que aún estaban arraigados y esperando su sentencias, cinco nuevos ataques incendiarios sacudieron de nuevo la ciudad de  Saltillo, los bomberos tuvieron mucho trabajo al ir a las colonias donde las llamas consumían las maquinas que generan la mayor parte de los gases de invernadero, un Cavalier, un Volkswagen, un Chevy, un Corsa y una caseta telefónica de Telmex fueron los blancos en esa noche, fue un mensaje claro de los incendiarios de Saltillo, “estamos afuera y no nos podrán detener!” (Decían con sus actos), tal vez fue también muestra de apoyo a las personas encarceladas  que falsamente fueron acusadas de estos hechos, solo los partícipes de estas acciones lo saben.

saltillo

En días previos los carros seguían siendo consumidos por el fuego de presuntas bombas molotov arrojadas por la

“delincuencia organizada”, las operaciones fueron todo un fiasco y se comprobó que aunque detuvieran a unos, otros seguían en las calles reavivando la llama.

Después de la detención de los cuatro sospechosos, se supo que habían sido torturados físicamente y psicológicamente para escribir en sus declaraciones que ellos eran los que habían provocado los incendios, la policía actuó como tradicionalmente actúa en estos casos, con torturas y malos tratos para que se acaben sus pesadillas que tanto se empecinan en querer acabar.

El 4 de mayo el número de autos incendiados llegó a 10 en un año, cuando dos carros fueron calcinados en una noche.

Y el 21 de julio se contaban dos coches quemados en tres días. El 15 de Agosto otra máquina iluminaba la silenciosa noche de nuevo, la zona centro de Santillo seria la ideal para que se prendiera de nueva cuenta los focos rojos de la policía y los bomberos.

Las autoridades declararon para diversos periódicos y revistas de corte político que los atentados tienen parentescos con ataque incendiarios que se registran en Alemania desde ya hace varios años en diferentes ciudades del país europeo por parte de grupos anarquistas, pero que consideran que estos ataques en Saltillo no tienen connotación política, declararon que no descartan que se trate de un grupo anárquico o anti-sistema, pero evidentemente caen en contradicciones al decir que no se trata de grupos subversivos y por otra parte argumentar que nada pasa y todo está bien.

Los autos siguen ardiendo en Saltillo, eso es un hecho y no hay señales de que los atentados incendiarios se acaben. Porque aunque no haya actividad por unas semanas e incluso meses, cualquier noche las llamas pueden elevarse por los cielos indicando la presencia del fuego provocado por los imparables incendiarios de Saltillo.

saltillo2

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s