Métodos ancestrales salvan de tsunamis a tribus primitivas

Apropósito de los 10 años del Tsunami que afectó Asia y parte de África.


En la India, la detección de cambios en la naturaleza ha permitido a las seis tribus primitivas que habitan las islas de Andaman y Nicobar sobrevivir a los fenómenos que han asolado el sudeste asiático

NUEVA DELHI.- Gracias a sistemas ancestrales de detección de cambios en la naturaleza, las seis tribus primitivas que habitan las islas de Andaman y Nicobar han sobrevivido a los tsunamis que han asolado el sudeste asiático.

Los aborígenes del archipiélago indio de Andaman y Nicobar, situado en el Golfo de Bengala, sabían que un desastre iba a ocurrir en la zona, según V.R. Rao, director de la Inspección Antropológica de la India (ASI), informó hoy, lunes, la agencia local de noticias PTI.

“Los tribales perciben un peligro inminente a través de señales biológicas como el canto de los pájaros y el cambio en los patrones de conducta de los animales marinos”, afirmó Rao.

Según Rao, los aborígenes se adentraron en los bosques del interior de la isla en busca de seguridad y por eso no ha habido víctimas entre las comunidades de los jarwas, onges, shompens, sentenaleses y gran andamaneses.

Estas tribus datan del alto paleolítico y del mesolítico, por lo que tienen una antigüedad de entre 20 mil y 60 mil años.

La tribu de los nicobareses sin embargo, que data del neolítico (hace entre 5 mil y 7 mil años) y que habita en 12 de las islas del archipiélago indio, incluyendo la devastada Car Nicobar, sí han perdido a varios de sus miembros.

La agencia de noticias india PTI indicó ayer que al menos 656 nicobareses han fallecido en la catástrofe y que unos 3 mil de estos aborígenes se encuentran desaparecidos, pero dado que este grupo tribal está compuesto por cerca de 30 mil personas, a pesar de las grandes pérdidas humanas, su supervivencia no estaría amenazada.

Otros grupos tribales son mucho más pequeños, como los shompenes, la única tribu mongoloide de la región, que tiene una población de unas 200 personas, o los jarwas, que son unos 270, y la tribu de los onges, formada por tan sólo unas 100 personas, lo que había hecho temer a la ASI por su supervivencia.

Durante la pasada semana la ASI ha estado trabajando para evaluar el daño causado a estas tribus, algunas de ellas hostiles al contacto exterior, que considera “el eslabón perdido con las civilizaciones tempranas”.

Rao informó de que “las áreas de los jarwas y los shompens están intactas” puesto que estas tribus habitan en los bosques del interior, y mostró su preocupación por la situación de los sentenaleses, ya que las olas gigantes han dejado muy dañadas las reservas marítimas que sirven de subsistencia a esta comunidad.

“El surgimiento de tierra en la isla de Sentenel Norte no permite a los sentenaleses recoger los recursos marítimos. Los equipos de asistencia tendrán que concentrarse en este aspecto” agregó el director de la ASI.
Ciencia y tecnología vs sabiduría ancestral
Esta organización ha propuesto que se estudien y documenten de inmediato los conocimientos ancestrales que han ayudado a los tribales a detectar la catástrofe, para que otras poblaciones costeras puedan usarlos en el futuro.
“Los antropólogos han estado estudiando estos aspectos durante mucho tiempo, pero la cuestión es documentar de forma apropiada todos estos conocimientos y encontrar la manera de crear una base de recursos nacional desde la que se puedan poner en marcha sistemas de alerta de riesgos en las costas”, añade Rao.

Mientras, el primer ministro indio, Manmohan Singh, hizo hoy un llamamiento a la comunidad científica del país, en la sesión inaugural del Congreso Indio de Ciencia, para que mejoren la capacidad para prevenir estos hechos y lidiar con situaciones de emergencia.

Singh afirmó que los científicos no pueden permanecer como “testigos silenciosos” de estas catástrofes y que la ciencia y la tecnología deben tener un papel más activo en la estrategia nacional para gestionar el impacto de los desastres naturales.

Más de 10 mil personas han muerto en la India por los tsunamis, que han causado más de 150 mil muertos en 12 países del Sudeste Asiático y la costa oriental africana

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s