Revista Regresión nº 2

r2REGRESION2

Editorial

Hace ya un poco menos de medio año que salió públicamente la revista Regresión, en ese entonces hicimos un llamado a continuar con la guerra en contra de todo aquello que represente progresismo y artificialidad, visto que comenzó un resurgimiento de grupos de corte terrorista que se proclamaban hostiles hacia el sistema tecnoindustrial en México.

Para nuestra sorpresa para principios de Agosto de este mismo año, el grupo terrorista “Individualidades tendiendo a lo salvaje” y diez grupos más (que anteriormente se había atribuido (o no) ataques con fuego y/o explosivos en varios blancos), se unieron para dar paso a un solo grupo, el grupo fue llamado “Reacción Salvaje”. Su primer comunicado desglosado en cinco secciones, hacía gala de una cargada crítica a la tecnología y a la civilización, advirtiendo que no tendrían ninguna consideración con civiles durante ataques perpetuados. Un mes después, en Septiembre, como es de costumbre la prensa comenzó a especular y en diferentes medios impresos y digitales aparecía la noticia “aparece nuevo grupo radical, amenaza con ataques terroristas”.

Las alarmas se prendieron en el gobierno federal, pues según ellos, se podrían suscitar ataques durante las fiestas patrias (15-16 de septiembre), o en la marcha del 2 de octubre.

La preocupación del accionar de este grupo, así como otras amenazas como el narco, la violencia callejera, la inconformidad social, entre otras, hicieron que en plena festividad del “grito de independencia” en el zócalo de la ciudad de México, donde el presidente se presenta para gritar su repetitivo vitoreo, se implementaron minuciosos chequeos policiales, inclusive a niños y carriolas. Por esto, los izquierdistas defensores de los derechos humanos, pegaron el grito en el cielo exigiendo (como siempre) al gobierno, una explicación sobre su actuar “abusón”, el estado se sacó de la manga el pretexto de que para ese chequeo extremo tenía un permiso federal.

El nerviosismo en el gabinete de seguridad tras una amenaza terrorista estaba presente, y ese día lo evidenciaron de esa forma.

El 30 de septiembre un grupo de anarquistas encapuchados, arrojó bombas molotov a las afueras de la ciudad universitaria de la UNAM en DF, los guardias de seguridad corrieron para atraparlos, por lo que los encapuchados respondieron con detonaciones de arma de fuego. El día primero de octubre, esos mismos anarquistas (sin nombre firmante) se adjudicaron el hecho en un blog llamado “instinto salvaje”, su principal motivación fue dar apoyo moral a sus compañeros presos por distintos cargos en cárceles capitalinas, la prensa comenzó a tergiversar el contexto y algunos portales escribieron que el grupo Reacción Salvaje era el responsable de dicho ataque, algo evidentemente falso.

En primera, el grupo R.S., NO es anarquista, por lo tanto no tiene que abogar por personas que están en prisión con ideas anarquistas, como se hizo ver en el comunicado colgado en dicho blog.

En segunda, el grupo R.S., no escribe con “x”, pues no reconocen ninguna corrección político-gramatical de género. R.S. no cree en la igualdad, que casi siempre es representada en algunas palabras con la letra “x”.

En tercera, como se pudo leer en el primer comunicado de R.S., los grupúsculos que lo forman tomarán nombres propios, R.S., especificó que firmarían con nombres, a comparación del texto de adjudicación de los anarquistas que no lo hacen.

La prensa como siempre poniendo palabras que no son y creando confusión, en fin, ese siempre ha sido su trabajo.

Llegó el 2 de octubre, los cerebritos lamehuevos del Instituto Politécnico Nacional (IPN), hicieron un llamado a varias organizaciones (inclusive a las anarquistas), para que ese día se respetara la manifestación pacífica, pues días anteriores su movimiento estudiantil había llegado a algunos paupérrimos acuerdos academicistas con el secretario de gobernación, Osorio Chong. Era el momento de demostrar que el izquierdista movimiento estudiantil junto con otras organizaciones sociales (igual o peores izquierdistas), podrían marchar sin incidentes, apegándose a los lineamientos marcados por el sistema que según ellos combaten.

Fue así que solo se reportaron pequeños brotes de violencia en esta marcha, por parte de algunos encapuchados.

La prensa, la cual había difundido que R.S. atentaría durante esas dos fechas, se quedó esperando su tan deseada nota roja.

Pero el cinco de octubre el “Grupúsculo Cazador Nocturno” de R.S., se adjudicó la colocación de una bomba en la secretaria del medio ambiente en el Estado de México (al final de esta publicación aparece el comunicado), cabe destacar que este es el primer ataque público registrado de un grupúsculo de R.S. hasta ahora. El ataque fuera de las fechas marcadas por la prensa y el gabinete de seguridad, fue como si R.S. dijera que no necesita fechas clave para que sus grupúsculos comiencen el ataque.

A dos meses de la creación del grupo, esto es lo que ha acontecido. La historia de Reacción Salvaje, está apenas siendo escrita…

Otoño 2014

Revista Regresión “Cuadernos contra el progreso tecnoindustrial”

R.S.

“Grupúsculo Manto de piel-coyote”

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s