De cómo la solidaridad ayuda al Sistema Tecnoindustrial (S.T.)

La solidaridad que el S.T. implementa siempre es por el bien de su desarrollo. Es uno de uno de sus valores y es el motor que toda civilización debe tener para mantenerse por la línea del progreso. Sin esa solidaridad, la sociedad que se apega a líneas morales establecidas como “aceptables”, se vendría abajo. Es por eso que el sistema empuja a las personas a que sean amables, tolerantes, que acepten la igualdad y la paz dentro de sus principios, ¿para qué?, para que el sistema sigua funcionando.

A esa solidaridad se le puede clasificar como, “solidaridad promiscua o indiscriminada”, pues no hace hincapié en tal o cual grupo social determinado, es decir, es solidaridad en aplicable a todas las personas en general.

Mientras más personas se solidaricen con “grupos vulnerables” (como los homosexuales, mujeres golpeadas, afroamericanos desempleados, enfermos terminales, gente encarcelada, niños desprotegidos, inmigrantes desfavorecidos, indígenas aislados, etc.) al sistema le convendrá en gran manera, porque de esa forma, se perpetuán los buenos comportamientos de tales individuos y hay cabida para una convivencia moralmente pacífica dentro de esa sociedad.

La consecuencia de cuando un grupo de individuos o un sujeto, no se apega a esa solidaridad indiscriminada y no la lleva a la práctica, es que, es visto como un desadaptado, un antisocial o peor aún, un enfermo mental. ¿Porque razón? Porque su comportamiento y conducta son antagónicas a las de la sociedad en su conjunto. Es por eso es que el inadaptado activo, es un peligro para el mismo sistema, es una amenaza que exista gente que no acepte sus valores, y decida hacer lo contrario a lo que el sistema promueve.

Dentro de esos inadaptados activos, que no aceptan esa solidaridad indiscriminada, estamos nosotros, los que cuestionamos, rechazamos y criticamos con actos y discursos, los valores del S.T., valores como la solidaridad promiscua, la igualdad, el respeto a lo “ajeno”, y demás. Si volteáramos a ver, como es que vivía el ser humano hace miles de años sin civilización, nos daríamos cuenta que, ellos sí implementaban la verdadera solidaridad, esa que se da entre el grupo consanguíneo y/o integrantes de la tribu.

Para aquellos que contradicen esto, estamos de acuerdo que muchas tribus no se mostraban agresivas con otras personas ajenas al clan (como los yanomamis), pero es muy distinto que tales grupos o culturas antiguas aceptaban a extraños, en tal o cual situación, y otra es decir que porque vivimos en una sociedad de masas tenemos que aceptar y mirar con buenos ojos, a todas las personas extrañas que nos rodean.

Nosotros rechazamos esa idea, la que dicta que, porque nos encontramos compartiendo ciertos aspectos de nuestra vida con extraños (en esta sociedad de masas), tenemos que aceptarlos y ser “amigables” con todos. Al contrario, rechazamos categóricamente la solidaridad indiscriminada, no apoyaríamos a homosexuales, mujeres golpeadas, afroamericanos desempleados, enfermos terminales, gente encarcelada, niños desprotegidos, inmigrantes desfavorecidos, indígenas aislados, a menos que los conociéramos y que compartiéramos un lazo de cualquier tipo (pero real) con ellos. No somos hermanitas de la caridad, cristianos o una ONG! Estamos en contra de la igualdad, ¿igualdad frente a qué?, ¿frente al gobierno?, ¿frente a la iglesia?, ¿frente a la sociedad?, basura!

Nuestros valores son contrarios a los de la civilización industrial:

-mientras el sistema predica la solidaridad indiscriminada, nosotros ponemos en práctica la solidaridad selectiva.

-el sistema quiere que seamos altamente sociables, nosotros somos individualistas.

-el sistema obliga directa e indirectamente a las personas a querer reformas, a querer cambiar unas cosas por otras, nosotros rechazamos esa idea, y lo que queremos es el conflicto completo en contra del S.T., se dé cómo se dé.

-el sistema empuja a la artificialidad y a la enajenación con las tecnologías complejas, nosotros criticamos los resultados catastrófico que está dejando ésa artificialidad y ésa enajenación, y ponemos en práctica la defensa y el respeto total a la naturaleza salvaje.

-el sistema en general, crea condiciones para que la gente desvié su mirada a lo que es burdo y sin sentido, y así, peleen por algo que no vale la pena dar la vida, nosotros tenemos un solo objetivo a golpear, el objetivo es el S.T.

-el sistema usa la violencia como arma de doble filo, nosotros la empleamos para atacarlo y desestabilizarlo.

-el sistema quiere acabar a toda costa con la libertad humana (y de la naturaleza en general), nosotros luchamos por esa libertad, luchamos por desarrollar nuestras capacidades y saciar nuestras necesidades biológica-evolutivas.

Dicho esto, salimos a la luz como los osos salvajes acabando el invierno, como los salvajes desnudos bajando de la sierra con armas de piedra y mezquite, y nos sumamos al llamado que varios grupos contrarios al S.T., están emitiendo recientemente en México (círculo de ataque-punta de obsidiana, los editores de la revista Regresión y las filosas palabras de Individualidades tendiendo a lo salvaje, que desde hace unos años emiten comunicados incitando al ataque indirectamente) , pues desde hace unos años, hemos estado realizado una serie de amenazas de bomba (telefónicamente, por medio de mails, y/o con objetos sospechosos, que hasta ahora han sido solo simulación, pero que han generado tensión), en varias instituciones y academias que apoyan el progreso del S.T., nombrarlas no es necesario pero es importante destacar que han sido en Zacatecas, Michoacán, Puebla, Estado de México y el Distrito Federal.

Tal vez este sea lo primero y lo último que diremos públicamente, pero seguiremos con acciones de amedrentamiento y terror, y es claro que algún día de estos, nos empecinaremos en concretar artefactos explosivos para detonarlos dentro de sus centros de investigación, recuerden que los conocemos bien ya que hemos abandonado objetos sospechosos dentro de ellos con anterioridad. Atentos que esta guerra no es un juego…

Por el ataque frontal.
Todo por la naturaleza salvaje.

Grupo Atlatl.

Significado de términos:

Sistema tecnoindustrial: el concepto se refiere a la composición real de estructuras tecnológicas e industriales, en las que está cimentada la civilización, así como también se refiere a las estructuras morales que éste implementa para la buena convivencia social.

Civilización industrial: el termino civilización industrial, se designa a asentamientos urbanos grandes y sedentarios de hoy en día, los cuales comparten el fin del desarrollo industrial, científico y tecnológico.

Sociedad de masas: es la aglomeración de un grupo considerable de personas interactuando anormalmente entre ellas.

Libertad: es la capacidad de la que necesita la naturaleza para seguir siendo lo que es, salvaje. Sin libertad se pierde todo, con libertad se cumple el objetivo de vivir y morir.

Naturaleza salvaje: es la representación de todo aquello que no está domesticado y que por consecuente no es artificial.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s